Nuevos Conceptos en Cirugía Plástica

Nuevos Conceptos en Cirugía Plástica

La belleza y la juventud, cualidades alabadas por poetas, filósofos y artistas desde el principio de la humanidad, no son sino una armonía de formas, energías y actitudes, desarrolladas sobre un cuerpo sano, resultado de una vida ordenada y en equilibrio espiritual. Pero muchas veces esta armonía se quiebra por diferentes circunstancias,  ya sea producto de un rasgo poco equilibrado, del inevitable paso del tiempo, de accidentes, de exceso de peso o secuela de enfermedades que comprometen lo que llamamos “formas”.

También es una realidad que la evolución de la sociedad y los cánones de belleza que  esta impone, acompañados de una mayor expectativa y calidad de vida, exigen el verse bien y en equilibrio psicofísico. Por eso, la Cirugía Estética busca restablecer la belleza perdida, aumentarla o crearla donde no existió, modificándola o adecuándola. Siempre teniendo en cuenta la salud integral de la persona, tanto en el plano físico como en su equilibrio psicológico, la personalidad tiene que corresponder con el resultado obtenido.

La decisión de una Cirugía Plástica no es tan simple como comprarse un cosmético y no es solo cosa de mujeres. Actualmente, los hombres requieren cada vez más este tipo de procedimientos y representan un 20 % de las consultas. Además, no existe un tiempo ni una edad ideal para la Cirugía Plástica. Igualmente, una serie de factores condicionan el estado estético, como son: la exposición solar, la herencia, la nutrición, el tabaco, el alcohol, el estrés, los embarazos, los cambios de peso, etc. La necesidad aparece cuando una persona no está conforme con alguna parte de su cuerpo y se plantea cambiarla o mejorarla. Esto es algo muy personal. Entonces el cirujano plástico, con criterio médico, evaluará al paciente, hará un correcto diagnóstico del problema y seleccionará el procedimiento adecuado para cada caso en particular, que  no siempre implica un procedimiento quirúrgico.

¿Existen  riesgos? Son cirugías programadas y esto permite un adecuado chequeo  clínico, cardiovascular y de  laboratorio. El paciente no se opera por una enfermedad, el organismo está sano y responde cien por ciento. Lo cual hace que estos procedimientos sean muy seguros, con riesgos mínimos. Obviamente deben ser realizadas en un correcto ambiente de quirófano y por profesionales idóneos.

Por otra parte, la Cirugía Plástica es una especialidad médica que como tal es dinámica y está en constante evolución acompañada de avances tecnológicos que  permiten tratar diferentes partes del cuerpo con técnicas innovadoras, menores cicatrices y un mayor confort postoperatorio.

No dude en contactarnos para tener una consulta con el Doctor Roberto Martínez Rinaldi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *