Día Mundial de la Lucha contra la Obesidad

En Argentina 6 de cada 10 personas tienen sobrepeso y 2 de cada 10 personas padecen de obesidad. En ocho años la prevalencia de obesidad aumentó un 42,5%. Debido a las cifras alarmantes observadas en muchos países, se determinó el 12 de noviembre como el Día Mundial de la Lucha contra la Obesidad.

Córdoba, Argentina – A diferencia de otras enfermedades crónicas, la obesidad es prevenible, por eso el objetivo del Día Mundial de la Lucha contra la Obesidad es concientizar sobre sus efectos y educar sobre la importancia de una alimentación sana y el ejercicio regular como medidas de prevención.

El Dr. Norman Jalil nos explica que la obesidad compromete el estado de salud de la persona afectando a distintos órganos y sistemas del organismo, lo que “a la larga, condiciona la calidad de vida y la mortalidad de las personas”. Está demostrada una mayor incidencia de diabetes, hipertensión arterial, síndrome metabólico, trastornos del sueño, afección de articulaciones, etc. en pacientes que padecen de obesidad.

Diferencia entre obesidad y sobrepeso

Para clasificar la obesidad habitualmente se utiliza el Índice de Masa Corporal (IMC), que resulta de dividir el peso de una persona por su altura al cuadrado. El rango de normalidad de peso oscila entre 18 y 25 de IMC. El sobrepeso se ubica entre 27 y 29,9, y a partir de un IMC de 30 aparece la obesidad con sus distintas categorías.

Podemos decir que el sobrepeso es como un semáforo en amarillo y que la obesidad ya es un semáforo en rojo porque se considera a la misma como una enfermedad progresiva que en su evolución arrastra a otras enfermedades, explica el Dr. Jalil.

Identificar las causas para poder prevenir

Son múltiples las causas de sobrepeso y obesidad, y algunas tienen que ver con malos hábitos que se pueden cambiar.

Factores Hereditarios

El Dr. Jalil nos explica que la persona que tiene el factor genético hereda una capacidad de asimilar en mayor medida los alimentos, sobre todo los hidratos de carbono presentes en las harinas y los dulces.

Si una persona viene de una familia donde hay varios que sufren de obesidad, o desde chico tuvo problemas de peso, es muy probable que tenga predisposición a ser obeso. En ese caso, puede consultar con un médico y adquirir de ante mano los hábitos alimentarios acordes a su metabolismo.

Dia Mundial de la Obesidad

Mala Alimentación

Los malos hábitos no sólo tienen que ver con el tipo de comidas sino también con la forma de alimentarse. Lo recomendado es comer seis veces al día: desayuno, media mañana, almuerzo, postre, merienda y cena. Saltearse comidas o comer desproporcionalmente en cada una, es perjudicial.

“Hoy recomendamos realizar por lo menos seis ingestas al día en las que se alternan vegetales, legumbres, carnes, lácteos, etc”, dice el especialista en Obesidad.

No es necesario irse al extremo de dejar de comer ciertos alimentos, solo hay que tener una dieta balanceada en hidratos de carbono, proteínas y lípidos, reduciendo el consumo de bebidas azucaradas como gaseosas o aguas saborizadas, harinas refinadas y grasas saturadas. Además es muy importante incluir frutas y verduras en nuestras comidas diarias. Según el Dr. Jalil, “se recomiendan de tres a cuatro porciones de fruta por día, y el promedio del consumo no supera una porción”. El doctor sugiere incluir la fruta como postre o colación.

Sedentarismo

Evitar el sobrepeso ayuda a mantener un buen estado de salud y el ejercicio regular resulta fundamental para lograr este objetivo. Los cardiólogos recomiendan realizar 30 minutos diarios de actividad física para preservar la salud cardiovascular y general en toda persona mayor a 25 años. Esta actividad puede ser salir a caminar, pero no cuentan las caminatas por ejemplo de la casa a la parada del colectivo y al trabajo. También hay que disminuir el tiempo utilizado en actividades sedentarias, como mirar televisión y estar en la computadora.

Factores Psicológicos

Los factores psicológicos tienen que ver con la relación que se instala entre los estados de ánimo y la comida. “Nosotros estamos diseñados para comer cuando tenemos apetito, pero las exigencias de la sociedad actual nos llevan a asociar situaciones de angustia, euforia, nervios, aburrimiento o alegría excesiva con el hábito de comer”, dice Jalil.

La obesidad es una enfermedad que se puede tratar

La obesidad es una enfermedad progresiva, y a medida que la misma avanza necesita de la participación de un equipo multidisciplinario. Es importante el aporte de psicólogos, nutricionistas, y médicos clínicos especialistas para ayudar a controlar esta enfermedad.

“Si entendemos a la obesidad como una enfermedad del metabolismo, en donde toda la vida habrá una mayor asimilación de cierto tipo de alimentos, deberíamos dejar de usar la palabra ‘dieta’, ya que lleva implícita la idea de su duración. Las medidas necesarias para manejar esta enfermedad implican incorporar hábitos alimentarios sanos de por vida”, explica el Dr. Norman Jalil.

Sin embargo, cuando el exceso de peso es muy importante y sobran más de 25 kilos, los tratamientos médicos fracasan. En estos casos la cirugía bariátrica es una solución efectiva a largo plazo.

Consultas por email sin cargo

Para mayor información acerca de cómo prevenir la obesidad o de los diversos tipos de cirugía bariátrica (banda gástrica, manga gástrica, bypass gástrico o cruce duodenal) no duden en comunicarse con el Dr Norman Jalil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *