Si buscás un hijo, dejá de fumar

El fumar disminuye la calidad del semen, afecta a la producción de óvulos y perjudica la salud de un bebé en gestación.

Córdoba, Argentina – El consumo de nicotina tiene efectos adversos en nuestro cuerpo, y si se tiene la idea de agrandar o formar una familia, el cigarrillo puede truncar nuestros planes ya que afecta directamente la fertilidad, tanto del hombre y la mujer, como la salud de un niño que crece dentro de la panza de su mamá.

Nuestro especialista en Medicina Reproductiva, el Dr. Gustavo Gallardo, aseguró que existen diversos estudios que señalan que el tabaco influye en la calidad del esperma del hombre, de los óvulos de la mujer y, sobre todo, en el desarrollo normal de un embarazo.

En el caso concreto de ellos, la nicotina afecta la producción de semen. “Esto está muy demostrado. Si estamos en presencia de una persona que hace un tiempo que fuma es muy probable que produzca un esperma de menor calidad. Esto se ve en la concentración de espermatozoides por milímetro cúbico, en la movilidad de las células dentro del semen y también en la forma de los mismos. Todo esto se detecta a través de un espermograma”, aseguró el médico.

Gallardo explicó que los tóxicos que transporta el humo del cigarrillo hacia la sangre afecta al metabolismo del organismo, ya que ese flujo sanguíneo va llegando a cada órgano del cuerpo.

Fumar afecta la fertilidad

Tratándose de mujeres, el pucho puede adelantar la llegada de la menopausia. Esto se da en caso de grandes fumadoras y “se estima que el cigarrillo adelanta, en promedio, unos cuatro años este proceso”.

“El problema es que al tener en la sangre los tóxicos que el cigarrillo genera se afecta al funcionamiento de los ovarios, que no reciben los nutrientes y el oxígeno necesario, provocando una mala calidad en los óvulos”, graficó el especialista.

Así, todo gira en la calidad del torrente sanguíneo. En el caso de una mujer embarazada, se aumentan las probabilidades de tener un aborto espontáneo, que el niño nazca con bajo peso o prematuro.

“También se incrementa el riesgo de padecer preeclampsia (hipertensión durante el embarazo) provocando serios riesgos para la madre y el bebé”, indicó el médico.

El doctor explicó que los riesgos para el niño que está en la panza de una madre fumadora no llegan a través de los pulmones, ya que el embrión no respira, sino a través del cordón umbilical, que es por donde se reciben todos los nutrientes, en este caso, también los tóxicos que el hábito genera.

Al respecto, el doctor Gallardo aconsejó que siempre es bueno dejar de fumar mientras se está buscando un hijo y destacó que es más problemático consumir cigarrillos durante el embarazo ya que se afecta directamente a la salud del bebé.

Día Mundial sin Tabaco. Se celebra el 31 de mayo de cada año con la idea de alertar sobre el elevado consumo de cigarrillos que hay en el mundo y para concientizar sobre los efectos negativos que tiene para la salud. Fue instaurado en 1987 por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Consultas. Para mayor información acerca de medicina reproductiva y tratamientos de fertilización asistida no duden en comunicarse con nuestro especialista, el Dr. Gustavo Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *