Medicina Reproductiva en Argentina: Tabaquismo y Fertilidad

Medicina Reproductiva en Argentina: Tabaquismo y Fertilidad

Los riesgos del consumo de tabaco son bien conocidos en lo que respecta a las enfermedades de corazón pulmones y vasos sanguíneos. Pero se han detectado efectos sustancialmente dañinos en la fertilidad, que no son generalmente tenidos en cuenta. El consumo de cigarrillos tiene un impacto negativo en la capacidad de la mujer de quedar embarazada tanto como en la de llevar un embarazo a término.

Impacto del tabaquismo en las mujeres

Virtualmente todos los estudios científicos apoyan la conclusión de que fumar tiene un impacto adverso en la fertilidad. La probabilidad de infertilidad es mayor, y el tiempo necesario para concebir también es mayor en mujeres fumadoras comparadas con no fumadoras.

El tabaquismo activo de cada cónyuge presenta efectos adversos, y el impacto de la exposición al tabaquismo pasivo, es sólo levemente menor que en el activo. Los estudios realizados evidencian que fumar es nocivo para los ovarios y que el grado de daño depende tanto de la cantidad consumida como del periodo de tiempo en el que la mujer haya fumado.

El consumo de tabaco acelera la pérdida de ovocitos y el deterioro de la función reproductiva y puede adelantar en varios años el momento de la menopausia.

Los componentes del tabaco han evidenciado interferir en la capacidad de las células ováricas para la formación de estrógeno así como en la formación de ovocitos con tendencia a presentar anomalías genéticas.

El tabaquismo además está fuertemente asociado a un riesgo mayor de aborto espontáneo, así como de embarazo ectópico .
Las embarazadas fumadoras tienen mayor probabilidad de concebir niños de bajo peso al nacer tanto como de provocar partos prematuros.
La incidencia de muerte súbita infantil esta también aumentada en los hogares en los cuáles el niño convive con algún fumador.

Impacto del tabaquismo en los resultados de los tratamientos de reproducción asistida en mujeres:

Los estudios revelan que las mujeres fumadoras requieren casi le doble de intentos de Fertilización in Vitro (FIV) respecto que las no fumadoras para lograr resultados positivos.
Asimismo, los estudios de FIV mostraron que las fumadoras necesitan dosis más elevadas de gonadotrofinas para estimular sus ovarios, que presentan menores ascensos de estradiol, menor cantidad de ovocitos obtenidos, mayor cantidad de ciclos cancelados, menor rango de implantación, y que en general atraviesan mayor cantidad de ciclos no exitosos que las no fumadoras.
El nivel de abortos también aumenta considerablemente.
Los efectos adversos del tabaquismo son mas visibles en las mujeres mayores. Especialmente en cuanto a que la reducción en la fertilidad natural que este hábito provoca en ellas no se ve efectivamente mejorada por la aplicación de técnicas de Reproducción Asistida.

Impacto del tabaquismo en los resultados de los tratamientos de reproducción asistida en hombres:

Los hombres fumadores presentan una cantidad menor de espermatozoides, así como una movilidad menor y un aumento de anormalidades en la forma y la función espermática.
El efecto del tabaquismo en la fertilidad del hombre es de todos modos mas difícil de discernir, ya que no se cuenta con estudios capaces de determinarlo.
A pesar de que el efecto del tabaquismo en la fertilidad masculina permanece sin conclusiones definitivas, el efecto dañino del tabaquismo pasivo en la mujer y la evidencia de efectos adversos en la calidad del esperma sugieren que hábito de fumar en el hombre debe ser visto como un factor de riesgo en la  infertilidad.

Abstención de tabaco como ejemplo de tratamiento en parejas que siguen tratamientos de infertilidad:

Una importante investigación mostró que la abstención de tabaco durante al menos dos meses antes de intentar una Fertilización in Vitro mejora significativamente las probabilidades de lograr la concepción.
A pesar de que el tabaquismo de larga data puede tener efectos irreversibles en la función ovárica, el efecto nocivo puede ser revertido parcialmente si el hábito es interrumpido antes de iniciar un tratamiento para corregir la infertilidad o subfertilidad.

Sumario:

Los mejores datos científicos disponibles indican que el tabaquismo contribuye  fuertemente a la infertilidad.
El tabaquismo debe ser desaconsejado tanto en hombres como en mujeres, especialmente en aquellas parejas con antecedentes de infertilidad o de aborto recurrente.
La abstención puede mejorar tanto la fertilidad natural como los niveles de éxito de los tratamientos de infertilidad o subfertilidad.

Para mayor información no dude en contactarse con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *