Retinopatía Diabética: qué es y cómo evitarla

La retinopatía diabética es una afectación de la retina causada por la diabetes como consecuencia del deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina. Es la primera causa de ceguera en nuestro país, aunque el 90% de los casos puede evitarse gracias a la detección precoz de la misma. Nuestros médicos oftalmólogos nos explican cómo es esta enfermedad y cómo se trata.

Córdoba, Argentina – La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes que se produce por cambios en los vasos (arterias y venas) de la retina. La retina es la capa nerviosa que capta las imágenes y las transmite al cerebro por el nervio óptico. Conocé cuáles son los síntomas de esta enfermedad y cómo prevenirla.

Síntomas y descripción

Al comienzo, la enfermedad no produce síntomas. Pero a partir de los 15 años de sufrirla, el 80% de las personas tiene daño en la retina. Existen dos tipos fundamentales de retinopatía diabética: la proliferante y la retinopatía de fondo o no proliferante.

En la retinopatía diabética se produce un crecimiento de los nuevos vasos en la superficie de la retina y el nervio óptico, llamado neovascularización de la retina.

En la retinopatía de fondo los vasos de la retina se alteran y deforman, dejando pasar proteína y líquido al fondo del ojo. Estos depósitos reciben el nombre de exudados. En algunos casos, los exudados se acumulan en la mácula, que es la encargada de la agudeza visual, produciendo disminución de la visión o distorsión.

El paciente diabético puede padecer, además, catarata en un grado mayor que la población general.retinopatia diabetica

Tratamiento

Para el control de la retinopatía diabética es fundamental el control de la glucemia, presión arterial y lípidos en sangre. Si se realiza estos controles adecuadamente, las lesiones que aparecen en el fondo de ojo mejoran o no progresan. El examen de fondo de ojo que hace el especialista, en general, revela si alguna persona padece de retinopatía diabética.

Para estudiar mejor esta patología es necesario hacer una retinofluoreceinografía, que consiste en la inyección de un colorante endovenoso, la toma de fotografías del fondo de ojo o una tomografía de coherencia óptica (OCT).

El más común de los tratamientos para la retinopatía diabética es la fotocoagulación con rayo láser. Dicho tratamiento se hace en forma ambulatoria. Éste, produce cierta molestia por el exceso de iluminación en el ojo y se realiza bajo anestesia tópica con colirios.

El edema macular debe ser tratado de la misma forma. Cuando se producen hemorragias dentro del ojo o desprendimientos de retina, el tratamiento se realiza a través de la cirugía llamada vitrectomía. Ésta consiste en la introducción de pinzas, sondas de fotocoagulación y un sistema de luces dentro del ojo. Luego, sistemas de corte y succión permiten la extracción del vítreo y el corte de las membranas que traccionan la retina, reemplazando este vítreo por gases especiales o aceite de silicón, que empuja la retina a su lugar. El aceite de silicón debe permanecer un tiempo dentro del ojo y luego se retira.

Riesgos y expectativas

La vitrectomía es una cirugía de alta complejidad. Requiere de instrumental muy especial y habitualmente no es dolorosa. A veces, según la evolución del paciente, el tratamiento puede requerir más de una cirugía.

La cirugía tiene actualmente una elevada tasa de éxito.

Prevención

A pesar de que es sabido que la diabetes supone graves riesgos para la vista, se estima que el 40% de las personas que la padecen nunca se han sometido a una exploración oftalmológica.

La prevención es nuestra mejor arma ante el avance de la retinopatía diabética, por lo que es imprescindible que todas las personas que padecen diabetes se sometan a controles visuales al menos una vez al año.

Si eres diabético, recuerda:

  • La retinopatía diabética puede estar presente sin padecer síntoma alguno.
  • La detección oportuna de la retinopatía diabética es la mejor protección contra la perdida de la visión.
  • Las personas con diabetes deben someterse a un examen oftalmológico al menos una vez al año.

¿Qué papel juega usted en su tratamiento?

El éxito en el tratamiento de la retinopatía no sólo depende del tratamiento oportuno por parte de su oftalmólogo. La actitud que usted tenga y el cuidado que ejerza en tomar los medicamentos y seguir la dieta adecuada, resultan esenciales. Cumpla con las recomendaciones de su médico especialista en diabetes.

Consultas por email sin cargo

Para mayor información acerca de la salud y enfermedades oculares no duden en comunicarse con nuestros especialistas en Oftalmología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *