Ovulos Criopreservados tan eficientes como ovulos frescos

Las tasas de embarazos evolutivas obtenidas a partir de óvulos vitrificados son tan buenas como las obtenidas a partir de óvulos frescos, según un ensayo randomizado

Roma, Italia – Los embriones derivados de ovocitos (óvulos) crioconservados por el método de vitrificación presentan la misma probabilidad de continuidad de embarazo que los iniciados a partir de ovocitos frescos, se ha anunciado en la 26ª Conferencia Anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología. La Dra. Ana Cobo, directora de la Unidad de Criobiología del Instituto Universitario – IVI Valencia, Valencia, España, ha afirmado que los resultados de la investigación de su equipo permitirán que la donación de óvulos resulte más fácil y segura en el futuro.

Los científicos llevaron a cabo un ensayo clínico randomizado en el que participaron 600 receptoras de ovocitos recién extraídos o conservados por el método de vitrificación, mediante el cual los ovocitos se someten a un proceso de congelación rápida tras la extracción del agua, evitando con ello la formación de hielo. El análisis de los resultados ha indicado que la tasa de embarazos evolutivos de las mujeres receptoras de ovocitos vitrificados fue del 43,7%, comparado con el 41,7% del grupo de mujeres a las que se implantaron ovocitos frescos. La proporción de embriones de máxima calidad fue similar en ambos grupos, y entre ellos no existía ninguna diferencia de edad u otras características demográficas, ni de incidencia de infertilidad del factor masculino.

“Como hemos podido demostrar que no existían diferencias entre los dos grupos antes de la transferencia de los embriones”, explicó la Dra. Cobo, “podemos estar seguros de que en las tasas de embarazos evolutivos de ambos grupos no influyó ningún otro factor salvo el método de conservación de los ovocitos. Aunque existían evidencias circunstanciales de que la crioconservación por el método de vitrificación produce resultados tan buenos como los conseguidos con ovocitos recién extraídos, antes de este ensayo no se disponía de estudios randomiozados amplios en este campo.”

Los investigadores aseguran que sus resultados tendrán un efecto significativo en la utilización de bancos de ovocitos en el futuro. “Podrán beneficiar a muchas pacientes,” dijo la Dra. Cobo. “Por ejemplo, hay pacientes de cáncer que podrán preservar su fertilidad antes de someterse a un tratamiento que las pueda dejar estériles; pacientes para quienes la hiperestimulación ovárica podría conllevar un riesgo, y pacientes que no pueden tener una muestra de semen disponible inmediatamente.”

Tras reclutar y seleccionar a una donante de óvulos, se la somete a estimulación ovárica para producir una serie de ovocitos, que después se le extraen. A continuación hay que fecundar esos ovocitos con el esperma de la pareja de la receptora, y los mejores embriones producidos por ese método se transfieren al útero de la receptora, cuyo endometrio se ha preparado previamente para recibir al embrión.

Cuando se utilizan ovocitos frescos, es imprescindible una perfecta sincronización de todos estos procedimientos, lo que no siempre es posible. La conservación de los ovocitos en bancos evita la necesidad de sincronizar esos periodos de tiempo, que también pueden ser la causa de largos retrasos.

“Además de permitir acortar o incluso suprimir las largas listas de espera actuales, la conservación de ovocitos en bancos también mejora la seguridad del proceso de donación, pues permite mantener los ovocitos en cuarentena mientras se confirma que la donante carece de cualquier enfermedad contagiosa,” dijo la Dra. Cobo. “Hasta ahora, no habíamos podido contar con ningún tipo de certeza al hacerlo.”

En adelante, los científicos quieren continuar la investigación haciendo un seguimiento de los nacidos a partir de ovocitos vitrificados. “Necesitamos comprobar que no existen efectos adversos en los niños concebidos a partir de ovocitos crioconservados,” explicó la Dra. Cobo, “así que compararemos los datos obstétricos y neonatales de los niños nacidos tras una vitrificación de ovocitos, con los resultantes de la transferencia de embriones derivados de ovocitos frescos. Una vez comprobado que los embarazos son seguros, es importante garantizar que los resultados de la gestación tampoco presentan daños.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *