Congelación de Óvulos: Altos Beneficios y Mínimos Riesgos

Córdoba, Argentina – Tras la reciente noticia del ingreso hospitalario de la cantante y actriz Natalie Pérez, quien se había sometido a un tratamiento de criopreservación de óvulos, entrevistamos a nuestro especialista en Medicina Reproductiva, el Dr. Gustavo Gallardo, para conocer de primera mano sus impresiones sobre este tipo de procedimiento.

– Natalie Perez ©

¿Qué es la Criopreservación?

La criopreservación es un proceso en el cual óvulos, espermatozoides o embriones son conservarlos mediante un proceso de congelación rápida (vitrificación) que hace que las células no se dañen y que queden en perfecto estado para ser utilizados en un futuro.

A diferencia de la congelación tradicional, la técnica de vitrificación logró conservar la integridad de toda la célula ovular (membranas y organelas). Los óvulos se congelan con nitrógeno líquido a una temperatura de 180 grados bajo cero y pueden mantenerse en esta situación durante muchos años sin sufrir ningún deterioro.

Según diferentes estudios publicados en la revista «The New England Journal of Medicine«, los embriones crioconservados por el método de vitrificación presentan la misma probabilidad de continuidad de embarazo que los iniciados a partir de embriones frescos.

El proceso parte de una primera fase de tratamiento en base a medicación, que es común tanto para los procedimientos de fertilización in vitro como para los de la congelación de ovocitos. El objetivo de este tratamiento es lograr que se produzcan en un solo ciclo ginecológico  6 a 10 óvulos, cuando normalmente se hubiera producido en forma natural uno solo, nos comenta nuestro especialista en Medicina Reproductiva.

¿Para qué sirve la Criopreservación de Ovocitos?

La congelación de óvulos permite a las mujeres preservar su potencial reproductivo si tienen idea de gestar en años posteriores. De este modo, se aseguran que la calidad de los óvulos (y su potencial fertilidad) se mantenga, más allá del inexorable paso del tiempo hasta formar familia.

Como lo que se congela son ovocitos, no es necesario en ese momento “estar en pareja”, de modo que, más adelante, cuando estén dadas las condiciones de formar una familia la paciente contará con sus propios óvulos pero que no han envejecido con el paso del tiempo, destacó el Dr. Gallardo.

Este procedimiento es cada vez más común en mujeres que posponen la maternidad por las características propias de la vida actual, que incluyen el desarrollo de su carrera profesional, la búsqueda de la pareja adecuada u otros factores personales.

Riesgos de la Criopreservación

Tal como nos aclara el doctor, las complicaciones del tipo que ha sufrido Natalie ocurren en un porcentaje ínfimo de ocasiones. Según la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMeR), la correcta certificación de los profesionales es la mejor garantía para evitar complicaciones serias, cuya prevalencia real es muy baja.

El proceso de estimulación folicular lleva controles estrictos durante los 14 días que dura, y cuando estos óvulos están maduros, es el momento en que, bajo sedación, se extraen los ovocitos con control ecográfico con sumo cuidado mediante una aguja de aspiración. La aguja es larga y filosa, y debe ser siempre manejada por un cirujano experimentado. Si, por alguna mala maniobra, esta aguja más allá del pinchazo necesario  provoca un pequeño corte, este puede dar origen a una hemorragia interna. Es asimismo muy importante el conocimiento minucioso de los antecedentes de la paciente, tener un trato personalizado y un acompañamiento cercano de la misma, además de disminuir el stress normal en estos casos, sabemos que disminuye los riesgos de estos procedimientos, afirma el Dr. Gustavo Gallardo.

Aunque sean muy poco frecuentes, entre las complicaciones que pueden presentarse al realizarse un tratamiento de criopreservación de óvulos podemos mencionar:

  • Dolor: apenas se considera una complicación gracias a la anestesia durante el proceso de aspiración transvaginal ecoguiada y al uso de analgésicos en el postoperatorio.
  • Hemorragia: suele provenir de los puntos de punción, y es de poca relevancia, considerándose normal durante las primeras 24 horas y resolviéndose por sí misma en la mayoría de los casos.
  • Infección Pélvica: Es la segunda complicación más frecuente de la punción ovárica y su incidencia es de apenas el 0,02%. Lo que ocurre es que el ovario, que va a estar ya previamente inflamado por el tratamiento con medicamentos, al recibir un corte sufrirá un sangrado interno que es difícil de reconocer. La sintomatología se presenta generalmente a las 48-72 horas tras la punción y consiste en mal estado general, dolor pélvico, fiebre por encima de 38ºC, signos de irritación peritoneal y dolor intenso a la palpación anexial vía vaginal.

Es fundamental que el centro de reproducción donde se realice la punción ovárica tenga un quirófano habilitado ante cualquier inconveniente que pudiese surgir, señala nuestro especialista.

Beneficios de la Congelación los Óvulos

La criopreservación de óvulos no fecundados es una excelente opción para mujeres en edad fértil que desean quedar embarazadas en un futuro. Al no estar fecundados, es un proceso que la mujer realiza sola, en el momento de su vida en que así lo considere.

Manos sosteniendo los pies de un bebe

Además, la extracción folicular para la recuperación de ovocitos, es un proceso simple, seguro y eficaz, que permite retomar la actividad diaria de la paciente prácticamente de inmediato.

La congelación de óvulos supone grandes beneficios en casos como:

  • Enfermedades que afectan la fertilidad, tales como el lupus y otras enfermedades autoinmunes.
  • Prevención de la infertilidad que pueden acarrear los tratamientos para el cáncer (radioterapia, quimioterapia) los que afectan en forma directa la capacidad reproductiva.
  • Personas en tratamiento de fertilización in vitro.
  • Mujeres cuya situación personal les obliga a posponer el momento de tener hijos.
  • En los casos de donación, la conservación de ovocitos en bancos también mejora la seguridad del proceso pues permite mantener los ovocitos en cuarentena mientras se confirma que la donante carece de cualquier enfermedad contagiosa.

En definitiva, el proceso de extracción de óvulos para fertilización in vitro o para criopreservación, es un proceso bien conocido, rápido, sencillo y eficaz, con un porcentaje mínimo de complicaciones, que siempre debe ser realizado por un cirujano certificado en las condiciones quirúrgicas adecuadas.

Consultas Médicas Online

Para más información acerca de la vitrificación, evacuar dudas o solicitar un turno pueden comunicarse con nuestro especialista en medicina reproductiva, el Dr. Gustavo Gallardo. Nuestra clínica de fertilidad está ubicada en la ciudad de Córdoba, Argentina.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Consultá Sin Cargo!

¡No te quedes con la duda!

Aprovechá las consultas online y comunicate sin cargo con nuestros especialistas médicos.