¿Un viaje de placer puede terminar en una tragedia?

El Dr. Eugenio Romero Díaz, especialista en Flebología, nos explica en qué consiste la trombosis de las venas profundas, las consecuencias que puede desencadenar en un viaje y todo lo que debe saber para evitar su aparición.

La Trombosis del Viajero

Si bien la edad o los antecedentes no son predisponentes para sufrir una trombosis a nivel de las venas de las piernas, esta eventualidad sucede a menudo puede transformar el final de lo que se suponía iba a ser un viaje de placer.

La trombosis es la formación de un coágulo dentro de una vena del cuerpo. Se denomina tromboflebitis superficial cuando afecta a las venas superficiales del cuerpo y se presenta en pacientes con várices o en pacientes internados que han sido canalizados para infusión de sueros y medicamentos.

Es una afección que si bien se manifiesta con calor, dolor, inflamación y manchas locales, si no es muy extensa en general no produce riesgos para la vida ni deja secuelas funcionales permanentes (más allá del aspecto de la piel).

Sin embargo, cuando éste coágulo-trombo afecta a las venas del sistema venoso profundo la situación es diferente ya que pueden generar cuadros muy severos.

¿Dónde se alojan éstos trombos?

En el organismo existe un sistema venoso superficial y otro profundo, que es el encargado de recoger y llevar la mayor parte de la sangre de las diferentes partes del organismo hacia el corazón. Dado que las venas profundas no están al alcance de la palpación, los síntomas del taponamiento de las mismas no siempre son tan manifiestos, y en general se observan solo alteraciones secundarias a este problema. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si éste coágulo se desprende de las mismas y viaja hacia el pulmón puede desencadenar una situación gravísima denominada Tromboembolismo Pulmonar Agudo, que en algunos casos termina con un desenlace fatal.

Trombosis Venas Profundas

¿Quién tiene mayor predisposición a formar trombos en la parte profunda de las piernas?

• Personas que han tenido cirugías previas recientes, sobre todo a nivel de las piernas o pelvis
• Aquellos que permanecen inmóviles por mucho tiempo
• Fumadores
• Pacientes que toman anticonceptivos orales
• Pacientes deshidratados
• Quienes han sufrido traumatismos en piernas
• Personas que hayan tenido trombosis previas
• Pacientes con obesidad o sobrepeso

¿Qué debe llamar la atención?

• Si se hincha o edematiza una pierna más que la otra
• Si siente dolor en la pantorrilla o cara posterior de la rodilla
• Si se hincha o edematiza mucho un pié
• Si se suma a esto falta súbita de aire con o sin dolor de pecho

¿Qué hacer para evitar que eso suceda?

• No permanecer inmóvil durante todo el viaje
• Mantener activos los músculos de la pantorrilla
• Intentar levantarse y caminar al menos una vez por hora
• Usar medias de contención elástica (de descanso) durante el viaje
• Hidratarse correctamente.

Ante la presencia de alguno de los factores predisponentes antes descriptos, aconsejamos consultar a un flebólogo quien indicará medicación o las medidas de prevención necesarias para cada caso. Si Ud. se encuentra en Córdoba y desea evacuar alguna inquietud o solicitar un turno con un especialista en Flebología no dude en comunicarse con el Dr. Romero Díaz.

 

Deja una Respuesta