Qué es un aborto espontáneo

El aborto espontáneo o natural es la pérdida del embarazo en las primeras 12 semanas de gestación. Las causas de un aborto son variadas y es necesario realizar una serie de estudios para determinarlas y poder evitar su repetición. Nuestro especialista en Medicina Reproductiva, el Dr. Gustavo Gallardo, nos explica qué hay que hacer frente a esta situación.

Causas del aborto espontáneo

Son muy variadas las causas de la pérdida del embrión antes de la semana 12 de gestación. “Tenemos que tener en cuenta que el aborto es un síntoma, por sí mismo no significa nada, es necesario tener un diagnóstico certero que nos diga porqué ocurre”, aclara el Dr. Gallardo.aborto

Para poder determinar qué es lo que ocasiona el aborto espontáneo se realizan una serie de estudios:

– Genéticos
– Hormonales
– De enfermedades infecciosas
– Anatómicos
– De trombofilia

Los estudios anatómicos por imágenes son para ver si hay malformaciones uterinas u otras causas como miomas.

En cuanto a la genética, la causa de aborto puede provenir tanto de la mujer como del hombre, por eso los dos deben realizarse un análisis de cariotipo. Mediante este estudio es posible detectar anomalías en el número o en la forma de los cromosomas. Para los casos en los que el aborto se transforma en una situación esperable, se puede realizar un cariotipo del producto de la gestación para conocer la composición genética del  embrión.

Factores que aumentan el riesgo

Las enfermedades crónicas graves mal controladas, como la diabetes, hipotiroidismo, obesidad, falla renal, etcétera; así como eventos de más rápida instalación en el tiempo, como los traumas severos y las infecciones, aumentan las posibilidades de que se produzca un aborto espontáneo.

El riesgo de que una mujer pierda el embarazo dentro de las primeras 12 semanas de gestación aumenta con la edad. “Arriba de los 40 años es más difícil embarazarse y más fácil abortar debido a una baja calidad ovocitaria”, explica nuestro especialista en Fertilidad Asistida.

El tabaquismo, el consumo de alcohol en exceso, la obesidad o la delgadez extrema, también se relacionan con las probabilidades de tener un aborto espontáneo.

Por eso, para evitar la pérdida de un embarazo lo más prudente es llevar un vida sana: realizar controles clínicos y endocrinos, hacer actividad física y llevar una alimentación equilibrada.

¿Cuáles son los síntomas del aborto?

Si el aborto se produce antes de la semana 12 de gestación no es una situación que la mujer pueda constatar porque el embrión es tan pequeño que todavía no llegó a sentir su movimiento. Por eso si observa sangrado o siente dolor abdominal fuerte, calambres y presión en la región lumbar, tiene que consultar inmediatamente con el médico.

La forma de comprobar si se ha producido un aborto es mediante una ecografía. Si se ven los latidos del bebé significa que se produjo una amenaza de aborto y en este caso se puede tratar y mejorar.

Después que se produce el aborto, ¿se siente dolor?

Mientras el útero tenga cierto contenido, puede haber dolor, porque lo que duele son las contracciones del útero para expulsar el producto de la gestación. Una vez que fue expulsado el contenido uterino ya no se siente dolor.

Si el embarazo no es eliminado de forma natural, el médico realiza un legrado con lo cual se consigue eliminar restos ovulares y terminar con el dolor y la hemorragia.

Aborto repetición o habitual

Se denomina aborto habitual cuando la paciente perdió tres embarazos seguidos. “Si tuvo dos pérdidas, en el medio un parto normal y después otro aborto, eso ya no se llama aborto a repetición”, explica el Dr. Gallardo.

“La definición de aborto habitual debería dejar de usarse, no habría que esperar a que se produzcan dos abortos más para hacer los estudios, eso es inhumano. Ante la aparición de un solo aborto hay que realizar los estudios que permitan obtener un diagnóstico de la causa del mismo”, sostiene nuestro especialista.

Esto ha cambiado en el caso del perfil de trombofilia. La trombofilia es un estado de coagulación más rápida de la sangre, esto hace que que los primeros vasos sanguíneos de la placenta se coagulen y el bebé no pueda alimentarse (para saber más sobre este trastorno en la sangre leé nuestra nota sobre trombofilia y embarazo). En la actualidad hay una ley que establece el estudio de trombofilia como necesidad de la mujer embarazada.

Después de tener un aborto, ¿Cuándo se puede buscar otro embarazo?

La búsqueda de un nuevo embarazo depende de la causa diagnosticada del aborto. Si la causa es reversible, como puede ser una enfermedad endocrina, una vez solucionado el problema la mujer puede intentar quedar embarazada de nuevo.

“Si se trata de un asunto de probabilidades como puede ser la edad, lo recomendable es que busque sin demoras otro embarazo porque sino cada vez va a ser más difícil lograr la concepción”, explica Gallardo.

Cuando el problema no tiene solución, como puede ser una causa genética, lo que se aconseja es recurrir a tratamientos de inseminación artificial por medio de donante, ya sea de esperma o de óvulo. El bebé es gestado por la paciente pero con otra genética sin el problema que causa el aborto.

Probabilidades de éxito

Nuestro especialista en Medicina Reproductiva afirma que hoy, gracias a los nuevos estudios, hay un 70% de probabilidades de que los pacientes con problemas de aborto logren formar una familia.

Consultas

Para mayor información acerca de tratamientos de fertilización no duden en comunicarse con nuestro especialista en Medicina Reproductiva, el Dr. Gustavo Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *