Diabetes y obesidad, enfermedades que van de la mano

¿Sabías que la diabetes conlleva serias complicaciones para el organismo a largo plazo pero se puede controlar mediante la cirugía metabólica? El Dr. Norman Jalil, nuestro especialista en cirugía de la obesidad, nos cuenta que es la  “diabesidad”.

Córdoba, Argentina – La diabetes es una enfermedad crónica que en su evolución afecta negativamente el estado de salud.  Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que en el mundo 346 millones de personas padecen diabetes.  De esa cantidad, el 90 por ciento de los afectados tienen diabetes tipo 2, siendo la obesidad el principal factor de riesgo para desarrollar la misma.  “Esto se demuestra en el hecho de que el 85 por ciento de los pacientes que tienen diabetes tipo 2 son obesos”, indica el doctor Jalil.

 El aumento en la incidencia de obesidad  a nivel mundial la ha convertido en una verdadera  epidemia no infecciosa.   “Cuando existe obesidad existe diabetes, son dos enfermedades que están muy relacionadas. Por esta razón, hoy hablamos de una nueva epidemia de ‘diabesidad’ por el nivel de relación que hay entre estas enfermedades”, valora el doctor.

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por un aumento en los niveles de glucosa en la sangre.  Esto ocurre por una dificultad para ingresar a la misma a las células.  La insulina es una hormona producida por el páncreas que tiene a su cargo esta función.  En la diabetes tipo 1, el páncreas genera escasa cantidad de insulina, lo que obliga a quienes la padecen a aplicarse esta hormona diariamente.  En el caso de la diabetes tipo 2, hay niveles elevados de insulina que no son efectivos para hacer ingresar el azúcar a las células, lo cual explica el término de “insulinorresistencia”.

Con el tiempo, la diabetes puede generar complicaciones en varios órganos, tales como los riñones, los nervios, los ojos y los pies.  En casos avanzados los pacientes pueden llegar a la ceguera e incluso necesitar de diálisis.

Los tratamientos médicos intentan mantener niveles normales de glucosa en la sangre, pero en 1 de cada 5 pacientes tratados no se logra tal objetivo.

Cirugía Metabólica. Se sabe que todo descenso de peso ayuda a normalizar la diabetes tipo II.  Sin embargo, los médicos especializados en cirugía de la obesidad han observado una normalización temprana de la cantidad de glucosa en sangre luego de la cirugía, antes de que ocurra el descenso de peso.

Antes y despues de una Cirugia Metabolica– Antes y después de una cirugía metabólica

El doctor Jalil explicó que “el estudio de este fenómeno abrió las puertas a una nueva especialidad, la “cirugía metabólica” que tiene como objetivo la resolución de la diabetes  tipo II y de otras afecciones metabólicas asociadas, además del descenso de peso”.

Si bien la cirugía de la obesidad está indicada a partir de un IMC de 35, existe un grupo de pacientes que padece diabetes tipo 2 pero que no tienen el sobrepeso suficiente como  para una cirugía.  Hoy en día, los expertos aceptan que este grupo de pacientes con un IMC entre 30 y 35, puede beneficiarse con una cirugía que mejore su diabetes.

Ante la posibilidad de una cirugía metabólica, es necesario realizar estudios para conocer el estado evolutivo de la enfermedad y corroborar la indicación de la misma.  Las técnicas mini invasivas, permiten realizar cirugías minuciosas con una pronta  recuperación y un reintegro temprano a la actividad laboral.

La cirugía de la diabetes tipo 2 representa un hito muy importante en el tratamiento de esta enfermedad, y su importancia radica en la posibilidad concreta de cortar de cuajo la evolución de esta desvastadora enfermedad”, explicó el especialista.

Día Mundial de la Diabetes. Se recuerda cada 14 de noviembre para conmemorar el aniversario del nacimiento de Frederick Banting, quien, junto con Charles Best, tuvo un papel determinante en el descubrimiento de la insulina en 1922.

Consultas. Para evacuar todas sus dudas acerca de la relación entre la diabetes y la obesidad no duden en comunicarse con el Dr. Norman Jalil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *