ICSI

Duración del Tratamiento

DURACIÓN

15 Días

Recuperación

RECUPERACIÓN

Inmediata

Anestesia

ANESTESIA

Sedación Profunda

Efectos

RESULTADOS

Consultar

Internación

INTERNACIÓN

Ambulatorio

Precio

PRECIO

Consultar

Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI) en Argentina

La Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides o ICSI (por sus siglas en inglés) es un procedimiento desarrollado para ayudar a parejas con diagnóstico de Infertilidad o subfertilidad, a quienes el médico ha indicado someterse a un tratamiento de Fertilización in Vitro (FIV). La ICSI es una forma de micromanipulación que implica la inyección de un espermatozoide directamente en el citoplasma de un óvulo maduro (ovocito), utilizando una aguja de vidrio (pipeta). Este proceso aumenta las probabilidades de fertilización cuando existen anormalidades en el número, calidad o función de los espermatozoides.

Causas de la Infertilidad Masculina

Existen distintos cuadros que pueden causar la infertilidad en los hombres:

  • Astenozoospermia: los espermatozoides tienen baja movilidad.

  • Azoospermia: es la ausencia de espermatozoides en el eyaculado.

  • Teratozoospermia: el esperma presenta un porcentaje elevado de formas anormales.

  • También pueden existir anomalías en la función de los espermatozoides que impiden la unión al óvulo y la fertilización.

Candidatos para un Tratamiento de ICSI

Las principales anomalías para las cuales suele recomendarse su utilización son:

  • Muy bajo número de espermatozoides móviles.

  • Teratozoospermia severa.

  • Problemas de los espermatozoides para unirse y penetrar el ovocito.

  • Presencia de anticuerpos antiespermatozoide que se piense sean la causa de la infertilidad.

  • Falla previa con la utilización de Fertilización in Vitro (FIV) "convencional".

  • Uso de esperma congelado (ver Criopreservación), con baja concentración y movilidad.

  • Obstrucción del tracto reproductivo masculino que no puede ser subsanada. En ese caso, los espermatozoides pueden obtenerse del epidídimo mediante un procedimiento llamado aspiración microquirúrgica de espermatozoides epididimarios (MESA) o por aspiración de espermatozoides testiculares (TESA).

Resultados de una ICSI

La fertilización suele lograrse en el 50% a 80% de los óvulos inyectados. El procedimiento de ICSI puede dañar un pequeño porcentaje de los óvulos. El cigoto (óvulo fertilizado) puede no dividirse, o el embrión puede bloquearse en etapas tempranas del desarrollo.

Aproximadamente el 30% de todos los ciclos de ICSI resultaron en un parto con nacidos vivos, lo que es comparable a las tasas tradicionales de FIV convencional. Las pacientes jóvenes pueden lograr resultados aún más favorables. Algunos factores como la mala calidad ovocitaria y la edad materna avanzada pueden resultar en tasas menores de éxito.

La ICSI no aumenta la incidencia de embarazo múltiple al compararse con la FIV convencional. Como es una técnica relativamente nueva, llevada a cabo por primera vez en 1992, no existen datos a largo plazo relacionados con la salud y fertilidad de los niños concebidos por ICSI.

Los tratamientos de ICSI generalmente no son exitosos cuando se detectan causas de infertilidad debidas a la mala calidad ovocitaria.

Riesgos de la Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides

Debido a que algunas causas de infertilidad masculina se relacionan con problemas genéticos, los bebés de sexo masculino podrían llegar a tener problemas de fertilidad al llegar a la adultez.

A pesar de estos efectos secundarios la ICSI es un importante avance en el tratamiento de la infertilidad masculina severa.

ENVIANOS TU CONSULTA

Enviando consulta por favor espere...

Última actualización: 12/10/2017 | Nota: Esta información sirve de apoyo y no reemplaza la opinión de su médico.