La Endoscopía Ginecológica

Endoscopía Ginecológica en Córdoba

La endoscopía ginecológica es un tipo de práctica del tipo “cirugía mínimamente invasiva”, esencialmente ginecológica, breve y de caracter ambulatorio, que se realiza tanto con fines diagnósticos como terapéuticos.

En la actualidad, en los países avanzados, se la utiliza en más del 90% de los casos, exceptuando la patología mamaria y algunos tipos de nódulos donde su aplicación aún se encuentra en discusión.
Dentro de esta especialidad, existen dos tipos de intervenciones: videolaparoscopía y la histeroscopía.

La Videolaparoscopía:

Consiste en una técnica que consiste en la introducción a través del ombligo de una óptica que, conectada a una cámara, permitirá observar las imágenes de la pelvis y del resto del abdomen previamente dilatado con anhídrido carbónico.

Es básicamente diagnóstica, pero permite que el profesional eventualmente realice el tratamiento quirúrgico, introduciendo instrumental adicional a través de pequeñas incisiones secundarias.

Se la utiliza habitualmente para diagnosticar eficientemente y corregir alteraciones que son causa de infertilidad o subfertilidad en la mujer, además de otros trastornos ginecológicos:

– Endometriosis
– Dolor pelviano crónico
– Enfermedad pelviana inflamatoria
– Abdomen agudo ginecológico
– Embarazo ectópico
– Malformaciones genitales
– Cirugías de trompas
– Miomectomías
– Cirugías de ovarios (quistes, torsiones, abscesos)
– Histerectomías
– Operación para la incontinencia de orina de esfuerzo
– Prolapsos genitales
– Adhesiolisis o liberación de adherencias
– Resección de ganglios pelvianos

La histeroscopía:

Es un método que, al igual que la videolaparoscopía sirve para el diagnóstico y tratamiento de síntomas relacionadas con la infertilidad y aspectos ginecológicos de la mujer.

Consiste en la utilización de una óptica de espesor muy pequeño que se conecta a una cámara y se introduce por el cuello del útero, permitiendo observar minuciosamente su interior, para detectar y corregir :

– Sangrados uterinos anómalos (hiperplasias, cáncer de útero)
– Adherencias y resección de tabiques
– Presencia de pólipos, fibromas, etc.
– Presencia de cuerpos extraños: DIU, etc.

Además, permite practicar pequeñas cirugías tales como:

– Biopsias dirigidas
– Miomectomías
– Polipectomías
– Resección y ablación endometrial

Las características de la endoscopía ginecológica hacen que hoy sea una práctica usual, segura y efectiva en temas relacionados con la fertilidad y la salud de la mujer:

– como método de diagnóstico, por permitir la observación directa y una máxima precisión;
– como método quirúrgico, por ser de caracter ambulatorio, ya que no requiere internación y minimiza las molestias del postoperatorio.

Para mayor información no dude en consultar de forma gratuita con nuestro especialista el Doctor Gustavo Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *