Infertilidad masculina: cómo evitarla o revertirla

Hace 10 años era difícil que algunos hombres decidieran realizarse estudios de infertilidad, hoy, en general, ya no tienen prejuicios para hablar de este tema y van a las consultas. Te contamos cuáles son las causas de infertilidad y qué hacer para evitarla.

Córdoba, Argentina – La infertilidad masculina dejó de ser un tabú y los mitos alrededor de ella se van desterrando. Hoy los hombres también acuden a la consulta cuando no logran un embarazo. Ya es bastante común que hablen de la pareja como que son los dos los que tienen el problema, lo cual no ocurría unos años atrás.

De acuerdo con nuestro especialista, el temor de los pacientes hombres ya no es que sea él la causa de no lograr un embarazo, sino no poder revertir su infertilidad o no conocer la razón por la que no pueden concebir.

Se necesitan dos para concebir

Las causas por las que una pareja no logra concebir pueden ser muy variadas, que se detecte una en uno de los integrantes de la pareja, no significa que el otro esté exento de tener un problema de infertilidad. Dado que el hombre es responsable de la mitad de los casos de infertilidad no tiene sentido estudiar a una pareja si él no se va a hacer los estudios, porque se contaría con la mitad de la información. Cada vez es más frecuente que el varón esté dispuesto a hacerse los estudios, e incluso muchas veces acuden solos a la consulta.infertilidad masculina

Causas de infertilidad masculina

La infertilidad masculina se puede clasificar en pretesticular, testicular y postesticular.

Pretesticular: este factor tiene que ver con problemas hormonales que afectan al testículo y a la correcta producción de espermatozoides.

La ingesta de algunas sustancias o fármacos puede alterar el eje hormonal y provocar problemas de infertilidad, como es el caso de la medicación anabólica. Los esteroides producen un bloqueo a nivel del eje hipotálamo-hipófisis-testicular que es el encargado de controlar la función testicular. El doctor explica que el testículo empieza a producir menor cantidad de hormonas al recibirlas de forma externa por medio de la medicación, entonces se generan menor cantidad de espermatozoides, pudiendo llegar en algunos casos a la azoospermia (ausencia total de espermatozoides en el semen).

Otra causa pretesticular puede ser la hiperprolactinemia (aumento de los niveles de la hormona prolactina en sangre) que también bloquea el eje hipotálamo-hipófisis-testicular.

Testicular: hace referencia a cualquier factor, genético o externo, que afecte a los testículos. Por ejemplo, éstos pueden ser dañados como consecuencia de una enfermedad, como paperas; por un traumatismo o golpe; por exposición a tóxicos, radiaciones y al calor (el testículo funciona en 36 grados, un aumento en la temperatura puede disminuir la movilidad y la producción de espermatozoides).

Dentro de los factores testiculares, el más frecuente de infertilidad es el varicocele (várice en el testículo). De acuerdo con nuestro especialista hay distintos niveles y grados de esta afección, algunos son asintomáticos y se detectan por medio de una ecografía doppler.

Postesticular: Los factores postesticulares tienen que ver con la obstrucción o ausencia de los conductos deferentes, impidiendo que los espermatozoides salgan del testículo. Las causas pueden ser infecciosas o traumáticas.

La vasectomía es un factor de infertilidad postesticular, ya que es una cirugía en la que se realiza una ligadura del conductor deferente a la salida del testículo para interrumpir el paso de espermatozoides de modo que no puedan salir durante una relación sexual.

¿El estrés puede afectar la fertilidad?

Nuestro especialista afirma que los factores psicológicos inciden claramente sobre la fertilidad. El problema es que no son mensurables y no afectan de la misma manera a cada persona. Cuando una pareja consulta por infertilidad, primero se estudia todo lo que es clínicamente medible y en función de los resultados se decide el tratamiento más adecuado al que generalmente se aconseja un acompañamiento psicológico

¿Puedo provocarme infertilidad?

Los hábitos diarios pueden favorecer o disminuir la fertilidad. Los hombres deberían tener en cuenta lo siguiente:

  • El uso de protección en las relaciones sexuales para evitar una infección de transmisión sexual que pueda alterar su fertilidad.
  • La exposición a determinadas sustancias tóxicas, como algunos pesticidas, puede influir en la fertilidad masculina.
  • La temperatura es un factor clave en la producción de espermatozoides El uso de ropa muy ajustada puede aumentar la temperatura y afectar el correcto funcionamiento del testículo.
  • La práctica deportiva moderada y regular favorece la producción de espermatozoides.
  • El tabaco, el alcohol y las drogas pueden afectar el funcionamiento del eje hipotálamo-hipófisis-testicular y la cantidad y/o calidad de los espermatozoides.
  • El consumo de cigarrillo puede disminuir la llegada de oxígeno al testículo.
  • La obesidad, el sobrepeso y los malos hábitos alimentarios también están relacionados con una menor producción de espermatozoides.

¿La infertilidad es siempre reversible?

“Es una pregunta difícil de contestar porque hay casos que son irreversibles pero para los que hay alternativas. Lo que se está buscando es ser padre, y ser padre o madre es una actitud de vida más que un hecho puramente de parir o de ser el precursor genético”.

Un caso irreversible de infertilidad masculina es la ausencia de espermatozoides, en este caso, por ejemplo, se puede recurrir a un banco de semen.

Entonces, “siempre hay una alternativa al momento de decidir ser padre, los límites los pone la ética de cada uno”, comenta nuestro especialista.

Consultas

Para solicitar un turno o más información acerca de la infertilidad masculina, visite nuestra sección de Medicina Reproductiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *