La diabetes se puede prevenir y curar con una cirugía

El cuidado en la alimentación, el ejercicio y el descanso ayuda a prevenir la aparición de la diabetes. Uno de cada 10 argentinos padece esta enfermedad. Hoy es una pandemia, pero la cirugía metabólica permite curarla.

Diabetes SublimisCuando escuchamos la palabra epidemia se nos vienen a la mente varias enfermedades infecciosas, pero difícilmente imaginemos a la diabetes como una de ellas. Hoy, en el país, 1 de cada 10 argentinos padece esta enfermedad. Según los datos que arroja la tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, realizada en el año 2013 por el Ministerio de Salud de la Nación, la Argentina tiene una prevalencia de diabetes del 9.8%.

Un dato más llamativo aún es que el 57% de los argentinos  tiene sobrepeso y hasta un 20% de la población adulta padece algún grado de obesidad. Si pensamos que más de la mitad de los pacientes con diabetes II son obesos, entenderemos que ambas enfermedades están muy relacionadas. El aumento en la incidencia de las mismas, registrado en la última década, ha transformado a la ‘Diabesidad’ (termino creado por los especialistas para citar esta asociación frecuente) en la primera epidemia no infecciosa, que alcanza en la actualidad una escala mundial.

Existen dos tipos de diabetes. El Dr. Norman Jalil, médico de Sublimis especialista en Cirugía Metabólica y de la Obesidad, explica cada una de ellas: “Podemos decir que existe la diabetes tipo I que se presenta en  edades tempranas de la vida, en donde el páncreas está muy afectado, al punto que produce muy escasa cantidad de insulina. La insulina es la hormona producida por el páncreas que permite el ingreso de la glucosa a las células. En estos pacientes, la glucosa no puede ingresar a las células y produce mucho daño en  todos los tejidos, razón por la cual es necesario aplicar insulina diariamente”.

Por otra parte, el Dr. Jalil advierte: “La diabetes de tipo II,  aparece en la adultez y está presente en el 90% de los pacientes. En este caso, se produce una resistencia en los tejidos a la acción de la insulina que no puede lograr su efecto de hacer entrar la glucosa en las células.  Esto obliga al páncreas a producir más cantidad de insulina, aunque de mala calidad.  En estos pacientes el tratamiento se basa en medicamentos que intenten mejorar la situación. Con la progresión de la enfermedad, el páncreas se agota y es necesario administrar insulina a los pacientes.  Este es el tipo de diabetes que, cuando se  presenta junto a obesidad, hígado graso, alteraciones en los niveles de colesterol e hipertensión, entre otras, conduce al Síndrome Metabólico, en el que se ve afectada la calidad de vida a largo plazo”.

Tratamiento médico y cirugía metabólica

En el caso de la diabetes tipo II, se pueden estabilizar los niveles de glucemia con buenos hábitos alimentarios, medicación y ejercicio. Sin embargo, todos estos esfuerzos  logran estabilizar la glucosa en sangre en un grupo reducido de pacientes. Si la enfermedad evoluciona y el páncreas se agota, será necesaria la administración de insulina para lograrlo.

¿Cirugías que curan la diabetes?

A partir de la observación de que los pacientes sometidos a cirugía de la obesidad mejoraban o revertían la diabetes, surge el concepto de Cirugía Metabólica, es decir cirugías que permiten revertir la diabetes en pacientes con obesidad leve.  El hallazgo más llamativo radica en que la diabetes mejora antes de que los pacientes logren su objetivo de descenso de peso, lo que hablaría de un mecanismo independiente, propio de la operación. Esto queda evidenciado en el descenso inmediato que se observa en los niveles de insulina y Hb glucosilada en estos pacientes.

Al respecto el Dr. Jalil, médico especialista de Sublimis, aclara: “Existen hoy cirugías que ayudan a curar o mejorar substancialmente la diabetes en pacientes con un Índice de Masa Corporal de entre 30 y 35, es decir un exceso de peso de entre 20 y 25 kilos. Esta cirugía denominada metabólica, ya no tiene por objetivo controlar el exceso de peso, si no curar enfermedades metabólicas como la diabetes, dislipemia, entre otras. Los resultados que se obtienen son muy buenos, al punto que al día siguiente de la operación, en la mayoría de los casos dejan de tomar la medicación e incluso la administración de insulina.”

Prevención: alimentación, ejercicio y descanso

El control de pacientes con antecedentes familiares de diabetes es el primer paso en la prevención de la misma. “Recomendamos consultar a un especialista que solicitará los estudios necesarios para establecer el estado clínico e indicar las medidas necesarias.  Y para finalizar, siempre les recordamos a los pacientes que el estado de salud se sustenta sobre tres pilares básicos: la alimentación, el descanso y el ejercicio. El desafío radica en ocuparse de ellos para lograr un estado saludable”, advierte el Dr. Jalil.

Recomendaciones para cuidar los tres pilares:

  • La alimentación debe estar supervisada por nutricionistas para aprender a comer sano y evitar el consumo excesivo de alimentos con harinas refinadas o con exceso de calorías.
  • Practicar actividad física regularmente. Ninguna persona mayor a 25 años puede llevar adelante su vida sin hacer alguna actividad física regular. No es obligatorio practicar algún deporte, simplemente caminar un promedio de 30 minutos todos los días.
  • Descanso reparador. Si durante el sueño no hay reparación se suman o se multiplican actitudes que no son convenientes. Cada vez que dormimos mal al otro día tendemos a estar nerviosos e ingerir más alimentos. La recomendación es descansar en promedio entre 7 y 8 horas diarias.

Consultas. Para mayor información acerca de la cirugía metabólica, no duden en comunicarse con el Dr. Norman Jalil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *