Ley de Fertilización Asistida: La infertilidad es un problema de salud

El Doctor Gustavo Gallardo, nuestro especialista en medicina reproductiva, analiza los alcances de la ley de Fertilización Asistida y anticipa lo puede venir después de sancionada la norma

Córdoba, Argentina – Según el Dr. Gustavo Gallardo, pasará al menos un año hasta que la ley de Fertilización Asistida (aprobada la semana pasada con observaciones en el Senado) entre en vigencia. En el mientras tanto, el doctor recomienda a las parejas que están buscando quedar embarazadas que no se dejen estar, ya que el tiempo es el peor enemigo que tiene la fertilidad.

Para el médico, la imposibilidad de conseguir un embarazo es un problema de salud que se puede dar por diversos factores que afectan al organismo y altera el estado psíquico de las personas, por eso considera que es importante que un tratamiento de fertilización esté dentro del Plan Médico Obligatorio (PMO).

“No se trata de una decisión de un cambio en mi cuerpo como puede ser el caso de la cirugía plástica, no es que yo nací con una nariz fea y me la quiero cambiar. Quedar embarazado no es nada relacionado a eso. La imposibilidad de poder tener un hijo es un problema de salud y debe ser considerado como tal”, indicó el especialista.

Ley de fertilizacion asistida
El ingreso de este tipo de intervenciones en el PMO tiene para el doctor un alto impacto social, ya que se le abrirían las posibilidades de formar una familia a muchas personas.

Pero hay que esperar la reglamentación de la norma, a donde puede haber varias trampas para que las empresas prestadoras de servicios de salud achiquen gastos,  por ejemplo: no cubrir tratamientos a personas mayores de 40 años por la disminución de la posibilidad de éxito en una intervención. En el texto de la ley no está explicitada la edad máxima para iniciar un tratamiento.

“La regulación de Francia para la cobertura de estos tratamientos tiene esta cláusula, aunque esté comprobado que es probable que una mujer quede embarazada después de esa edad”, indicó Gallardo, quien mantiene contacto científico con el Hospital Tenon de París.

Según la ley, los procedimientos que deberán cubrir las obras sociales son de baja y alta complejidad, como la inducción de la ovulación y la programación de relaciones sexuales, la inseminación intrauterina, la fertilización in vitro y la inyección intracitoplasmática de semen (ICSI).

Consultas. Para mayor información acerca de la ley de Fertilización Asistida y tratamientos de medicina reproductiva no duden en comunicarse con el Dr. Gustavo Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *