Medicina Reproductiva: La Infertilidad y sus soluciones

Medicina Reproductiva: La Infertilidad y sus soluciones

– Se calcula que el 15 por ciento de las parejas argentinas tiene problemas y no pueden cumplir el anhelo de tener un bebé.

– Hoy casi todos los casos de infertilidad tienen solución.

Córdoba, Argentina – La formación de un ser humano necesita de un corto pero complejo proceso: después de una relación sexual, los espermatozoides liberados en el interior de la vagina deberán pasar por el cuello del útero, atravesarlo y subir por las trompas de Falopio para encontrarse con el óvulo y fecundarlo. Así darán lugar a un embrión, a una nueva vida.

Luego de esa unión, el embrión continuará descendiendo por la trompa hacia el útero, donde anidará para quedarse durante los próximos nueve meses del embarazo.

Tras este proceso comienzan las primeras divisiones embrionarias: el nuevo ser desciende por la trompa hacia la cavidad uterina y luego se produce su nidación o implantación. Entonces la mujer no va a menstruar y el análisis de embarazo dará positivo.

Todo comienza entonces con tres elementos fundamentales: la ovulación en la mujer, el semen del hombre y el buen estado de las trompas.

Se calcula que el 15 por ciento de las parejas argentinas tiene problemas en alguno de estos elementos y por lo tanto no pueden cumplir el anhelo de tener un bebé. Pero afortunadamente la medicina ha avanzado al punto de establecer mecanismos para estudiar las diferentes patologías y curarlas, para ayudar a esos futuros papás a dar vida en un futuro cercano.

En caso de que estemos ante una de estas miles de parejas, se analiza cada uno de los puntos mencionados, y una vez que hemos conseguido orientarnos en el diagnóstico del problema, se puede hacer un tratamiento dirigido a corregir el inconveniente. Así habrá casos que se solucionen con medicación, otros con cirugía, y también algunos en los que sean necesarios tratamientos específicos de fertilidad asistida.

Lo más importante es tener la tranquilidad que hoy casi todos los casos tienen solución, por eso el término infertilidad resulta viejo y quienes nos dedicamos a la medicina reproductiva hablamos de subfertilidad.

Padre, Madre e hija

Otra cosa que también debe estar muy presente en quienes inician el camino de buscar un bebé con la ayuda de la medicina reproductiva es que la fortaleza anímica y el apoyo mutuo serán los mejores aliados.

Los tratamientos de fertilidad asistida pueden esquematizarse del siguiente modo:

Tratamientos de Baja Complejidad

Inseminación Intrauterina: Consiste en hacer coincidir el día preciso de una ovulación con la colocación de los espermatozoides dentro del útero.

El semen se procesa previamente en el laboratorio para extraer los espermatozoides que se encuentran en mejores condiciones para fecundar, los cuales se toman con una delgada cánula y se depositan en el momento indicado dentro de la cavidad uterina.

La Inseminación Intrauterina se realiza en caso de alteraciones moderadas del semen, esterilidad sin causa aparente, defectos de ovulación y algunas situaciones en las que no haya un compromiso substancial de la fertilidad

Para este tratamiento es importante que al menos una de las trompas de Falopio funcione correctamente, ya que será allí donde óvulo y espermatozoides se encontrarán y formarán el futuro bebé.

Tratamientos de Alta Complejidad

Fertilización In Vitro (FIV): Con esta técnica, la fecundación del óvulo por el espermatozoide se produce en un medio artificial: el laboratorio de embriología. En primer lugar se realiza una estimulación ovárica con el objeto de contar con más óvulos para optimizar los resultados. En el período entre la estimulación ovárica y la extracción del óvulo, la mujer debe realizarse ecografías para controlar la cantidad y tamaño de sus folículos ováricos, y así saber cuándo deben ser extraídos.

El mismo día de la extracción de los óvulos se realiza la fertilización con el semen: los espermatozoides se incuban junto con los óvulos en un ambiente lo más parecido posible al organismo de la mujer (temperatura, humedad, y otras condiciones meticulosamente preparadas).

Si la fecundación ocurre podremos ver de qué modo comenzarán los embriones resultantes a multiplicar sus células avisándonos que tenemos entre nosotros a una nueva vida.

Al cabo de cierto tiempo de estar en el laboratorio, y si todo progresa bien, tomamos a estos embriones y los depositamos dentro del útero para que continúen su desarrollo.

Por lo general se transfieren dos embriones, para evitar el riesgo de embarazos múltiples. Los embriones restantes se pueden conservar para posteriores intentos. Si embargo, esto depende de diferentes variables, entre ellas, la más importante es la edad de la mujer.

Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI): Es una variante de la Fertilización in Vitro y con la que se consiguen embarazos en los casos de mayores problemas en el hombre.

Los pasos de estimulación ovárica y preparación del semen son idénticos a los de la FIV; la diferencia consiste en que en lugar de extraer varios espermatozoides para que uno de ellos fertilice al óvulo, se elije sólo uno, el mejor, y a través de una técnica de laboratorio se lo coloca dentro del óvulo. Si se formó el embrión, éste será transferido al útero.

Algunos hombres suelen no tener espermatozoides en su semen (azoospermia), pero aún en esos casos se puede realizar una biopsia de testículo con la que podemos tener la chance de encontrar ese único espermatozoide en buen estado que estamos necesitando. Si finalmente no hay espermatozoides, es posible acudir a bancos de semen.

Las situaciones que encontramos en la práctica diaria son de muy diversa índole. Lo bueno es que a pesar de la desesperanza inicial, la medicina reproductiva consigue resultados excelentes y muchas de las parejas que llegan a nuestros consultorios pueden cumplir el sueño de ser padres.

Para más información acerca de tratamientos de fertilizacion asistida en Córdoba (Argentina) no dudes en comunicarse con nuestro especialista en medicina reproductiva, el Doctor Gustavo Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *