Tener un hijo después de una vasectomía ¿qué opciones hay?

Cada vez son más los hombres que se someten a una vasectomía para evitar embarazos y a la vez, son muchos los que después cambian de opinión y quieren ser padres; gracias a los avances de la medicina ahora esto es posible. Nuestro especialista en medicina reproductiva, el Dr. Gustavo Gallardo, nos cuenta que cuales son los pasos a seguir.

Córdoba, Argentina – Sí Ud. se realizó una vasectomía y ahora quiere tener un hijo existe una solución. Cierto es que esta intervención tiene un efecto irreversible (el de evitar la salida de espermatozoides) pero la medicina reproductiva tiene una herramienta al alcance de la mano para lograr lo que tanto desea una pareja que quiere formar una familia: concebir un hijo.

La vasectomía es una intervención que se realiza en la zona de los testículos, se trata de interrumpir el paso de espermatozoides en los canales deferentes de modo que no puedan salir durante una relación sexual.

“El testículo queda incomunicado al exterior pero sigue funcionando normalmente. Esta intervención es comparable a la ligadura de trompas en la mujer. Lo que se debe saber es que es una decisión casi sin vuelta, por lo que hay pensarlo una, dos o tres veces antes de realizarse una vasectomía”, asegura el doctor Gustavo Gallardo.

Pero, el hombre que se sometió a esta cirugía puede cambiar de opinión y desear tener hijos. En ese caso tiene que saber que la única salida satisfactoria es la fertilización in vitro y para llegar a ello se tiene que someter a una pequeñísima intervención, ya que es fundamental recuperar sus espermatozoides.

Revertir Vasectomia

“Se realiza un punción en los testículos, un cortecito de menos de medio centímetro, se extrae un pedacito del testículo, más pequeño que un grano de arroz, y de ese tejido se pueden sacar millones de espermatozoides con los que, a través de la fertilización in vitro se puede fecundar el óvulo de la mujer. Bajo estos procedimientos, el éxito para concebir un hijo es bastante alto”, asegura Gallardo.

Guardar espermatozoides. Como son tantos los espermatozoides que se recuperan de un pequeño pedacito de testículos se los guarda en congelación (criopreservación) para que estén disponibles para la posibilidad de futuros embarazos. Estos mismos espermatozoides sirven para intentar una nueva fertilización in vitro en caso de que el primer intento haya fallado.

¿Se puede evitar la cirugía? El doctor Gustavo Gallardo asegura que sí: “El médico que va a realizarle una vasectomía a un paciente tiene sugerirle, recomendarle, avisarle, que lo mejor, en caso de que un futuro se arrepienta y quiera tener un hijo, es ir a un centro de medicina reproductiva y guardar allí semen en criopreservación para poder utilizarlo en el futuro. Si contamos con el semen, no es necesaria la intervención para recuperar espermatozoides de los testículos”.

Según Gallardo, ha habido un incremento notable en los últimos 10 años de hombres que eligen el camino de la vasectomía: “Es una decisión de pareja o personal que existe después de haber fracasado en uno o dos intentos de formar una familia o por no querer más hijos. Después, por cosas de la vida, se decide lo contrario pero la decisión ya está tomada. Ahí es donde se debe recurrir a la fertilización in vitro”.

Gustavo Gallardo asegura que generalmente la vasectomía es una decisión que se toma cerca de los 30 años y que en el consultorio es frecuente ver hombres de 40 años que cambiaron de parecer y remarca que “no son casos aislados”.

Consultas. Para mayor información acerca de la cirugía para lograr un embarazo luego de una vasectomia no duden en comunicarse con el Dr. Gustavo Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *