¿Qué es el Linfedema? Causas, Síntomas y Tratamientos

Córdoba, Argentina – Nuestro especialista en Flebología y Linfología, el Dr. Manuel Carbonell, nos informa todo lo que hay que saber sobre el linfedema, la enfermedad que aqueja a Florencia Kirchner, hija de la expresidenta Cristina Fernandez de Kirchner.

¿Qué es el linfedema?

El linfedema es una hinchazón de los tejidos blandos, producida por una obstrucción en la circulación del líquido linfático. Podríamos decir que se produce un atasco.

Se trata de una enfermedad crónica, es decir, que mejora notablemente con el tratamiento pero que no se cura. La circulación linfática no debe ser confundida con la circulación sanguínea, son dos sistemas circulatorios independientes.

¿Por qué el sistema linfático es poco conocido?

El motivo es que, mientras estemos sanos, es una parte del organismo que apenas precisa atención, más allá del propio estilo de vida saludable y la actividad física normalmente aconsejada.

La linfa es un líquido de color claro y transparente que, al contrario que la sangre, no transporta oxígeno. La linfa se limpia al pasar por los ganglios y permite, entre otras cosas, el regreso de los líquidos de las células a la sangre, siendo fundamental para nuestro sistema de defensas.

Su taponamiento trae como consecuencia un aumento del volumen de brazos y piernas (bien de un solo miembro, o de varios) y el engrosamiento de la piel, ya que el líquido se acumula.

¿Cuáles son las causas del linfedema?

Son diversas las causas que pueden tener lugar a lo largo de la vida originando este aumento anormal de líquido en las extremidades, e incluyen infecciones y tratamientos para el cáncer (radioterapia, cirugía), así como accidentes. Existen también causas hereditarias, que implican un pobre desarrollo de vasos y ganglios linfáticos, aunque son menos frecuentes.

En las piernas, la infección por repetición (erisipela) es una de las causas más comunes mientras que en los brazos, una causa habitual es el vaciado ganglionar en el tratamiento del cáncer de mama.

El stress puede empeorar el cuadro ya que el sistema linfático es parte de el sistema inmunológico que es muy sensible al stress pero es necesario aclarar que el stress no causa el linfedema, asegura el especialista.

¿Cuáles son los síntomas que padece una persona que tiene esta enfermedad?

El paciente se encuentra pesado e hinchado, con sensación de rigidez, y dificultad para pellizcarse la piel de la zona afectada. La apariencia de la piel suele ser brillante, tensa o enrojecida, con sensación de calor.

Otros síntomas son el dolor y la dificultad para moverse, así como también el endurecimiento (la piel no cede a la presión) y engrosamiento de la piel (fibrosis). Puede notar que la ropa o el reloj le van ajustados.

Todo este malestar suele llevar al sedentarismo, a que se vayan abandonando las actividades habituales, y provocar aumento de peso y aislamiento social. Es frecuente que el paciente deje de salir y relacionarse.

Realizando un masaje

¿Es una enfermedad grave? ¿Cuándo se debe consultar al médico?

El Dr. Carbonell nos lo aclara: “El linfedema tiene diferentes grados. El linfedema leve, sin complicaciones, permite al paciente llevar una vida prácticamente normal. Pero hay formas de linfedema avanzado, que se complican con infecciones o heridas, y que pueden llegar a ser discapacitantes, sobre todo si no se tratan a tiempo”.

La expresión más grave del linfedema es la elefantiasis, que es una inflamación realmente severa.

Debemos pedir una cita con nuestro médico siempre que notemos una inflamación continuada en los brazos o en las piernas. Hay que tener en cuenta que los síntomas pueden aparecer lentamente.

¿Qué tratamiento debe seguir?

Nuestro país tiene una larga tradición y es bien reconocido en el tratamiento del linfedema. «Argentina es uno de los países líderes en este tipo de tratamiento, los grandes linfólogos de Iberoamérica en su mayoría han sido argentinos», asegura el Dr. Carbonell.

El objetivo principal es normalizar la vida del paciente, que pueda volver a sus actividades diarias y disfrutar de ellas, evitando el aislamiento.

Para ello propone una intervención múltiple de distintos profesionales, que se fundamenta en tres pilares: drenaje linfático manual, compresión elástica y cuidado de la piel (para prevenir nuevas infecciones).

La intervención psicológica suele ser recomendable, siempre orientada tanto a la mayor normalidad en la vida de las personas afectadas, como a la aceptación y el conocimiento de la enfermedad. En la medida de lo posible, es bueno contar con implicación de la familia.

El ejercicio mejorará la circulación del sistema linfático, por lo que es oportuno realizar rutinas específicas a tal fin, dejándose aconsejar por el especialista.

¿Puede el paciente con linfedema viajar en avión?

La respuesta es sí, siempre que se tomen las precauciones necesarias, como el uso de medias de compresión y la realización de movilizaciones a lo largo del vuelo.

Consultá sin cargo

Nuestro médico cirujano y especialista en Flebología y Linfología, el Dr. Manuel Carbonell, pone a tu entera disposición sus conocimientos y técnicas avanzadas para tratar el linfedema. Si tienes dudas de esta enfermedad o deseas solicitar un turno, no dudes en consultarlo.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Consultá Sin Cargo!

¡No te quedes con la duda!

Aprovechá las consultas online y comunicate sin cargo con nuestros especialistas médicos.