Me diagnosticaron Diabetes: ¿Qué sigue?

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica en la que el páncreas no produce insulina o el organismo no la utiliza, lo que eleva los niveles de glucosa en sangre, generando un daño sistémico y muchas asintomático, con graves consecuencias.

Son numerosos quienes, a nivel mundial, viven con diabetes. En ocasiones sin saberlo. Nadie se encuentra exento de padecerla, ya se deba a factores genéticos o a malos hábitos alimenticios. A pesar de los avances científicos que existen en la actualidad, la diabetes no es una enfermedad curable. No es fácil aceptar el diagnóstico de Diabetes mellitus, pues es una enfermedad con la que debes aprender a convivir.

Lo primero que debes hacer, una vez que se te diagnostique diabetes, es conocer todo lo concerniente a ella, para comprender sus efectos en todo el organismo y cumplir con las recomendaciones médicas. A pesar de esta enfermedad, es posible llevar una vida sana y sin problemas, siempre que se tengan ciertos cuidados.

Te puede interesar: La diabetes se puede prevenir y curar con una cirugía

Tipos de Diabetes mellitus

Existen tres tipos de diabetes: la Tipo 1, la Tipo 2 y la gestacional.

Diabetes Tipo 1

Conocida hasta hace poco como diabetes infanto-juvenil, pues suele producirse a edades tempranas, aunque puede presentarse en la etapa adulta. La produce una destrucción de las células del páncreas debido a un mecanismo autoinmune. El sistema inmune se convierte en un agresor de las células beta del páncreas, ocasionando un déficit total de la producción de insulina, la hormona encargada de regular la cantidad de glucosa en la sangre.

El tratamiento de este tipo de diabetes se basa en la administración de insulina sintetizada en laboratorio.

La diabetes tipo 1 abarca entre un 5% y 10% de los casos.

Se presenta de forma brusca, con los siguientes síntomas:

  • Aumento de la sed (polidipsia)
  • Aumento de la cantidad de orina (poliuria)
  • Pérdida de peso
  • Fatiga crónica

Diabetes tipo 2

Este tipo de diabetes también se conoce como la diabetes de los adultos, si bien puede presentarse a cualquier edad. Representa el 90 a 95% de los casos. Es más frecuente entre personas adultas y obesas. A diferencia de la diabetes tipo 1, este caso se debe a la incapacidad del organismo para utilizar la insulina producida por el páncreas.

Cómo saber niveles de glucosa

Los síntomas diabetes tipo 2 son menos evidentes que los de la diabetes tipo 1, y en la mayoría de los casos pasa desapercibida. Suele diagnosticarse de manera accidental, a través de exámenes de laboratorios que se solicitan para determinar otras enfermedades. Lo cierto es que cuando el paciente tiene niveles muy elevados de glucemia (glucosa en sangre), presenta los mismos síntomas que la diabetes tipo 1.

En el tratamiento de la diabetes tipo 2, se utiliza una dieta baja en calorías y una rutina de ejercicios para tratarla, controlando los niveles de glucemia. En algunos casos puede llegar a necesitar el empleo de la insulina o de otros medicamentos. Al mismo tiempo este tipo de diabetes se puede revertir con una cirugía metabólica.

Diabetes gestacional

Es la diabetes que se presenta en las mujeres durante el período de  embarazo. Requiere de atención pues puede poner en riesgo la vida del feto. Desaparece después del parto, si bien la mujer puede podría padecer diabetes tipo 2 en el futuro.

Conceptos básicos de la diabetes que debes conocer

La diabetes es una enfermedad que involucra términos con los que aquellos que la padecen deben familiarizarse para comprenderla y conocer los requerimientos necesarios para su tratamiento integral.

Nivel de Glucosa: es la cantidad de azúcar presente en la sangre, también se conoce con el nombre de glucemia. El nivel de glucosa en sangre normal oscila entre los 70 y los 110 mg/dl.

Prediabetes: es una alteración que se presenta cuando los niveles de azúcar en sangre son más elevados de lo normal, sin embargo no son tan altos como para diagnosticar una diabetes.

Hiperglucemia: es el aumento del azúcar en sangre por encima de los valores normales.

Insulina: es una hormona secretada por el páncreas, encargada de controlar los niveles de glucosa en sangre.

Si tengo diabetes qué dieta seguir

Hemoglobina Glicosilada HbA1c: es un prueba que indica la cantidad de hemoglobina unida a glucosa, y que se utiliza para medir el promedio de la glucemia en los últimos dos o tres meses .

¿Cuáles son los principales mitos sobre la diabetes?

Son muchos los mitos que existen sobre esta enfermedad. Entre ellos podemos mencionar:

“La Diabetes mellitus es una enfermedad contagiosa”: no lo es, pues depende de factores genéticos, especialmente en el caso la diabetes tipo 1.

“El paciente diabético solo debe consumir alimentos dietéticos”: las personas diabéticas deben vigilar que su alimentación sea equilibrada, baja en calorías, evitando el abuso de los hidratos de carbono y de las grasas con. Ambos alimentos deben ser controlados en los pacientes diabéticos.

“Los pacientes diabéticos no deben consumir azúcar o alguno de sus derivados”: este es el mito más importante de aclarar, lo más importante es moderar el consumo del azúcar y de hidratos de carbono ya que no aportan ningún nutriente al organismo, por el contrario, contribuyen con el sobrepeso.

Planea tus dietas y comidas

Una vez hecho el diagnóstico de diabetes es de vital importancia iniciar un régimen dietético de la mano del médico especialista y de un nutricionista, profesionales que darán la información al paciente sobre:

  • Qué alimentos debe consumir
  • La cantidad que debe ingerir
  • La frecuencia con la que debe comer

Es importante vigilar el consumo de carbohidratos, el peso corporal y el índice glicémico para mantener el mayor control posible de la diabetes y evitar sus secuelas.

Las personas que padecen de diabetes deben conocer todo lo necesario sobre esta enfermedad para poder tener una buena calidad de vida.

Su diagnóstico y tratamiento debe ser realizado por un equipo multidisciplinario, conformado por médicos internistas, endocrinólogos y nutricionistas, quienes se encargarán de orientar al paciente, evaluar su situación, y aplicar el tratamiento que incluya un régimen dietético, una rutina de ejercicios y la medicación indicados según el tipo de diabetes del que se trate.

Si eres diabético o sospechas que lo eres, en Sublimis te brindamos la asesoría y el cuidado que necesitas, desde un diagnóstico certero hasta la elección del tratamiento más indicado. Contamos con un equipo de médicos y nutricionistas conocedores de la materia que te orientarán y te brindarán las herramientas para mantener el control de la enfermedad, y que goces de una excelente calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Consultá Sin Cargo!

¡No te quedes con la duda!

Aprovechá las consultas online y comunicate sin cargo con nuestros especialistas médicos.