No Puedo Embarazarme, ¿Es Hora de Considerar un Tratamiento de Fertilidad?

Ser madre, para algunas mujeres, es un proceso difícil. Diversos factores afectan su fertilidad. Daños en el útero, la edad biológica o problemas psicológicos como la depresión y el estrés se encuentran entre los más comunes. Si has tratado de quedar embarazada sin éxito, no te preocupes. Hay más de un camino para que disfrutes de esa experiencia vital.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada cuatro parejas a nivel mundial, presenta problemas para tener hijos. La publicación de un estudio por parte de la OMS hace referencia a que hay 48.5 millones de parejas que se les dificulta concebir luego de cinco años de intentarlo.

Es importante reconocer los logros obtenidos en Argentina: Es el primer país latinoamericano en ofrecer a sus ciudadanos el derecho a una fertilidad asistida de forma gratuita.

No puedo embarazarme. ¿Qué me sucede?

En la actualidad el 80% de los casos de infertilidad en mujeres se debe principalmente a las siguientes causas:

  • Edad: A partir de los 35 años la capacidad reproductiva disminuye, y después de los 40 años se reduce en un 10% la posibilidad de embarazarse.
  • Lesión de las trompas de Falopio: Las trompas uterinas pueden verse dañadas de forma parcial debido a una adherencia  o totalmente por una obstrucción tubárica. En ambos casos se interrumpe el paso del óvulo y de los espermatozoides, y se impide el proceso de fecundación.

Esta obstrucción de las trompas se puede producir debido a infecciones como:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica
  • Apendicitis
  • Cirugías pélvicas anteriores capaces de producir adherencias a nivel tubárico o una endometriosis

También es posible que un embarazo ectópico provoque la obstrucción de las trompas de Falopio. En este caso el embrión no puede llegar a la cavidad uterina por diferencias de diámetro entre la trompa y el embrión, y queda en ese conducto.

Endometriosis

Esta alteración tiene una relación directa con los problemas de infertilidad en cerca de un 10% de las mujeres la padecen. Un 35% de las mujeres con problemas de infertilidad la han sufrido. La endometriosis se trata de tejido endometrial fuera de su lugar habitual, que es dentro del útero. Con frecuencia se presenta en los ovarios, trompas de Falopio, ligamentos que sostienen al útero y al nivel del revestimiento de la cavidad pélvica o abdominal.

En febrero de este año, nuestro especialista en Medicina Reproductiva, el Dr. Gustavo Gallardo presentó su libro Endometriosis. ¡Me voy a embarazar!que profundiza más sobre esta alteración y nos ayuda a alcanzar un diagnóstico más certero. En el siguiente video el doctor nos cuenta qué es y cómo tratar la endometriosis:

Factores Ováricos que pueden comprometer la Fertilidad

Una causa frecuente de alteración en la fertilidad de la mujer es el funcionamiento de sus ovarios. El mal desempeño de los ovarios explica un 40% de los casos de dificultad para embarazarse pero gracias al avance de la medicina muchas alteraciones del funcionamiento ovárico son actualmente manejables con medicación. Cuando evaluamos el trabajo de los mismos llamamos a ese paso “estudio del factor ovárico”.

La sospecha de factor ovárico alterado puede tener lugar en la entrevista inicial. El solo hecho de que se haya modificado el ciclo menstrual de la paciente es significativo para pensar en este problema.

Para un estudio más profundo es necesario realizar diferentes tomas de sangre en momentos precisos del ciclo menstrual evaluando si hay o no ovulación. En estas extracciones de sangre obtendremos información sobre los probables desequilibrios hormonales que pueden estar afectando a dicho proceso.

Problemas en los ovarios, infertilidad

De este modo se obtiene rápidamente evidencias que nos muestran si la mujer presenta tendencia a la poliquistosis ovárica o si hay alteraciones en el funcionamiento de algunas glándulas (tiroides, suprarrenales, entre otras) y /o factores que influyen directamente en el funcionamiento de los ovarios.

«Un tema central es saber si los ovarios tienen un buen margen de posibilidades de seguir funcionando en el tiempo. Dicho de otra manera, con los estudios mencionados podemos tener una idea bastante precisa del estado de los ovarios y evaluar si la edad de la paciente está causando o no un deterioro en esa función» sostiene el Dr. Gustavo Gallardo.

Con sorpresa, muchas veces encontramos que el estado hormonal de una mujer poco tiene que ver con su edad cronológica y esto influye directamente en el pronóstico de cualquier tratamiento para lograr un embarazo.

Afortunadamente, muchas alteraciones del funcionamiento ovárico son bastante manejables con la medicación de la que disponemos actualmente teniendo en cuenta que todo tratamiento es individual y consiste en corregir los desequilibrios encontrados.

Contamos con diferentes medicamentos inductores de la ovulación que deben indicarse bajo estricto control ecográfico para visualizar el crecimiento y número de folículos, evitando así, complicaciones severas como el síndrome de hiperestimulación ovárica o el embarazo múltiple.

Anovulación

Todas las mujeres en algún momento de su vida presentan esta alteración, que es la falta de ovulación. Se produce por estrés, aumento y bajas considerables de peso o exceso de producción de prolactina (hormona encargada en la producción de leche materna). Los ovarios poliquísticos también pueden dar origen a esta alteración.

Complicaciones causadas por la Tiroides

Las hormonas tiroideas ejercen su efecto sobre casi todos los tejidos del organismo mediante un mecanismo bastante complicado por el cuál se incorpora el oxigeno que respiramos a las células de los tejidos.

Son, en efecto, promotoras del metabolismo celular, lo que genera un mayor consumo y utilización de oxígeno por diferentes tejidos de todo el organismo.

La glándula tiroides es fundamental para el buen funcionamiento de los ovarios, siendo parte necesaria en el complejo proceso de la ovulación.

Embarazo y Tiroides

Por eso, en los casos en que se presenta dificultad para embarazarse es necesario estudiar, entre otras cosas, el trabajo de esta glándula para poder, mediante tratamientos simples, corregirla.

Una vez conseguido el embarazo debemos pensar que, si había un problema previo que fue corregido para lograr la concepción, ahora la glándula, que ya era insuficiente para sostener el metabolismo de la madre, deberá también llevar adelante el del niño en formación, por lo que estas embarazadas necesitan control estricto durante todo el tiempo de gestación.

Las consecuencias que tiene el mal funcionamiento de la tiroides durante el embarazo pueden ser graves: aborto espontáneo, parto prematuro, malformaciones congénitas, muerte fetal, bajo peso al nacer, entre otras.

El niño, por su parte, recién al tercer mes de vida intrauterina comienza a desarrollar un esbozo de su propia glándula cuyo funcionamiento será insuficiente hasta el fin del embarazo, por lo que necesitará siempre del apoyo hormonal de su madre.

Síntomas menores como caída de pelo, sequedad de piel, uñas quebradizas, entre otros, pueden ser indicios de un funcionamiento deficiente de la glándula tiroidea que, tratado a tiempo, evitarán complicaciones tanto para la madre como para el bebé.

Enfermedades

La existencia de enfermedades de transmisión sexual también pone en riesgo la fertilidad de una mujer, así como enfermedades crónicas como diabetes, cáncer, asma, entre otros.

Embarazo Tratamientos de Fertilidad

Niveles elevados de estrés y ansiedad

Son capaces de alterar la función reproductiva y desencadenar problemas de infertilidad. La depresión y la  ingesta de medicamentos: como los antidepresivos también son factores a considerar.

Causas de la infertilidad Masculina

En cuanto a las causas de infertilidad en el hombre se encuentran, entre otras:

  • Trastorno de la erección o incapacidad de mantenerla
  • Problemas para producir semen con la calidad y cantidad de espermatozoides necesarios para la fecundación
  • Trastornos orgánicos, genéticos o psicológicos que impidan el normal funcionamiento de los órganos de reproducción sexual
  • Obesidad

Tratamientos de infertilidad

Para algunas mujeres que sufren de infertilidad, quedar embarazada es una hazaña. Son muchas las causas que pueden afectar la fertilidad de la mujer desde el estrés hasta enfermedades físicas. Sin embargo, las alternativas de tratamiento en fertilidad asistida cada vez son más eficaces. Entre estos procedimientos, que se pueden utilizar con excelentes resultados, se destacan las siguientes:

La fecundación in vitro (FIV)

Este es un procedimiento de reproducción asistida que brinda un gran éxito. Se basa en la fecundación del óvulo por el espermatozoide en el laboratorio, fuera del cuerpo de la mujer. El embrión resultante se transfiere al útero de la paciente para que continúe con su desarrollo natural.

Caso de Éxito Fertilización Asistida Sublimis
El Dr. Gustavo Gallardo con una paciente: Caso de Éxito.

Inseminación artificial

Este método es mucho más sencillo que la fecundación in vitro, pues no se necesita realizar una extracción de óvulos. En el momento que están maduros se realiza una exploración del útero para verificar si el endometrio está listo para anidar al cigoto.

Entonces se obtiene el semen, ya se trate de una muestra proveniente de la pareja o de un donante. Es en este momento cuando se procede a realizar la inseminación artificial.  A través de una cánula se introducen los espermatozoides, previamente seleccionados, para que lleguen al útero.

Inyección Intracitoplasmática (ICSI)

Es una técnica muy novedosa y un perfeccionamiento de la fecundación in vitro. Se utiliza generalmente cuando existe alguna patología relacionada con los espermatozoides o no cuando no consiguen fecundar los óvulos de manera natural. En el procedimiento de ICSI se extraen óvulos a una mujer y se fecundan en laboratorio con espermatozoides, elegidos de una muestra de su pareja o de un donante, mediante una microinyección. Una vez que el óvulo fecundado se convierte en un embrión, será depositado en el útero de la mujer.

Vitrificación del ovocito

Es una técnica de fertilidad que permite retrasar el momento de ser madre hasta una edad avanzada. En este procedimiento se congelan  los óvulos de una mujer para utilizarlos más adelante. Son muchas las mujeres que recurren a esta técnica que  pasan por enfermedades graves como el cáncer, o están en su mejor momento profesional, o no se sienten preparadas para ser madres y prefieren esperar.

Todas estas técnicas y procedimientos de fertilidad asistida han logrado grandes avances para ofrecer a las mujeres y a las parejas una mayor posibilidad de concebir. Si deseas conocer más sobre estos procedimientos, obtener la opinión de nuestros especialistas o agendar una cita para evaluación, lo puedes hacer aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Consultá Sin Cargo!

¡No te quedes con la duda!

Aprovechá las consultas online y comunicate sin cargo con nuestros especialistas médicos.