Artroscopia de Rodilla

Duración del Tratamiento

DURACIÓN

1 Hora

Recuperación

RECUPERACIÓN

Variable

Anestesia

ANESTESIA

Raquidea

Efectos

RESULTADOS

Duraderos

Internación

INTERNACIÓN

Ambulatoria

Precio

PRECIO

USD 2300

Artroscopia de Rodilla

La artroscopia de rodilla es una técnica quirúrgica que permite al cirujano ortopédico diagnosticar y tratar diferentes alteraciones que puedan darse en la rodilla. Se accede a través de pequeñas incisiones en la piel, y utilizando un instrumento del tamaño de un lápiz que, denominado artroscopio, nos permite tener una clara visión del interior de la rodilla.

Este artroscópio contiene fibras ópticas que transmiten la imagen a una pequeña cámara, que va conectada a un monitor de TV. La visión de este monitor permitirá al cirujano examinar detalladamente el interior de la articulación donde se esté trabajando, y determinar, en la mayor parte de los casos, el origen del problema. Igualmente, durante este procedimiento el cirujano podrá introducir, con una o más incisiones pequeñas, otros instrumentos en el interior de la articulación, pudiendo de esta manera tratar la patología. En consecuencia, la artroscopia es una técnica que, a parte del diagnóstico, permite el tratamiento.

La artroscopia de rodilla es uno de los procedimientos más comunes que se realizan. Se recomienda para los siguientes problemas de rodilla:

  • Arrancamientos de espinas tibiales.

  • Desgaste del cartílago (osteocondritis de rodilla).

  • Fracturas intra-articulares.

  • Fracturas osteocondrales (FOC) en la articulación de la rodilla.

  • Inflamación de la membrana sinovial (sinovitis).

  • Rotura meniscal o menisco roto.

  • Rotura del ligamento cruzado anterior (LCA).

  • Rotura del ligamento cruzado posterior (LCP).