Medicina Regenerativa: Plasma Rico En Plaquetas + Sueroterapia

Lo nuevo de cosmética médica: la Medicina Regenerativa del futuro

El envejecimiento de la piel y, en especial, del rostro, es un tema que preocupa a muchas personas. Al transitar los 40, antes o después, dependiendo de la genética de cada uno y del cuidado que hemos tenido, comenzamos a notar las primeras y temidas arrugas.

Generalmente, el interés por vernos más jóvenes y con una piel lozana es asociado a las mujeres, pero son cada vez más hombres los que recurren, también, a tratamientos rejuvenecedores.

Por fortuna para quienes se preocupan por lucir siempre juveniles, existen cada vez más tratamientos para mantener la tersura de la piel, popularmente, tratamientos anti-age.

Lo nuevo en cosmética médica es la Medicina Regenerativa.

¿En qué consiste?

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) como tratamiento definitivo para estrías, celulitis, cicatrices, etc. combinado con la Sueroterapia, que mejora la calidad de vida a través de la Nutrición Orthomolecular, es la combinación perfecta para la regeneración externa (estética) e interna (salud).

Medicina Regenerativa - Sueroterapia-Nutrición Ortomolecular por Sueroterapia

Medicina Ortomolecular: es una rama de la medicina nutricional, relacionada con la corrección bioquímica del cuerpo. Orto-molecular viene de “orthos” y “moléculas”. Como lo dice su nombre, busca “corregir” las moléculas del cuerpo, ingresando las que faltan y retirando las que sobran. Se realiza por medio de diferentes métodos, tanto convencionales como naturales (ejercicio, diálisis, dieta saludable y orgánica, Sueroterapia y otros); muchos de los cuales son procedimientos que sólo un médico puede realizar.

Plasma Rico en Plaquetas: es un preparado autólogo, no tóxico, no alergénico, obtenido por centrifugación de la sangre del paciente cuya función está ligada a la liberación de los factores de crecimiento de las propias plaquetas. El tratamiento consiste en una bioestimulación de la piel de manera ambulatoria y sencilla basada en la aplicación intradérmica del PRP para activar de forma natural las funciones del fibroblasto, la célula encargada de determinar la estructura y calidad de la piel. En estética se utiliza para regular la remodelación de la epidermis y de la dermis y tiene una profunda influencia sobre la apariencia y textura de la piel. Se ha comprobado que la inyección intradérmica de PRP produce fuertes cambios sobre la piel envejecida: restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor, recupera la consistencia elástica, mejora la afluencia vascular estimulando las secreciones e incrementando la tersura y mejor apariencia de la piel.

Para mayor información acerca de la medicina regenerativa no puden en comunicarse con nuestra especialiasta, la Dra. Nancy Magrini.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *